Heras-Becerra logran su tercer título consecutivo en el Campeonato de España.

La edición del Campeonato de España de Puzzles de 2017, celebrada en el Novotel Center el Sábado 20 de Mayo, podría resumirse en tres palabras: Ángel Heras Salcedo. No solamente porque es el primer campeón que repite entorchado en la competición individual – recordemos que venció en su primera participación en 2013 -, sino porque con su compañera de competición Demelza Becerra, campeonó por tercera vez seguida en la modalidad Por Parejas.

Tras los previos reencuentros de aficionados de todos los rincones de España, muchos de los cuales llevaban sin verse desde la edición anterior del torneo, a las once de la mañana, 208 gladiadores rompían los precintos de 208 puzzles Ravensburger con una imagen parisina presidida por la Torre Eifell, monumento vilipendiado por los propios franceses durante su inauguración. Es ese momento mágico en el que todos los puzzleros están en la casilla de salida con las ilusiones intactas y el camino entero por recorrer. Salvo la sabadellense Mª Dolors Torra, vencedora en la edición de 2014, todos los anteriores campeones estaban presentes: el sonsecano Fernando Iglesias, la pamplonica Laura Aranguren y el soriano Ángel Heras, vencedor con unos estratosféricos 43 minutos y también ganador del premio a la mejor progresión. Sin olvidar a aspirantes que siempre han tocado el pódium pero sin traca final como Rocío Escribano de Aranjuez, la mostoleña Cristina López o la algecireña Demelza Becerra. En ese sentido, la clasificación final no arrojó sorpresas significativas, salvo el repunte espectacular de la madrileña Ana Gil Luciano hacia el subcampeonato desde su 12º puesto en 2016 (que repitió por la tarde en parejas con Ana Isabel Jimeno Jordá en un día memorable) y el asalto al top-ten de la mijeña Jaxeline Blanco, que en los dos años anteriores había finalizado en 20ª y 36ª posición. Los tiempos demostraron que la imagen había sido fácil de montar gracias a la gran diversidad de colores y de zonas clasificables (los minipuzzles) y un cielo con gradación, que de manera lógica fue atacado en primer lugar por muchos participantes experimentados. Seis personas acabaron el puzzle por debajo de la hora, el tiempo que es señalado por muchos como la referencia para aspirar a algo serio en campeonatos individuales. Solamente los paramentos oscuros de los edificios de la parte derecha superior de la imagen ofrecieron cierta resistencia generalizada.

Angel Heras y Demelza Becerra

Y a las seis de la tarde, 243 parejas se enfrentaron a un puzzle de temática bastante parecida a la de la edición del 2016: un paisaje mediterráneo costero en el que se cambiaba el pueblecito italiano de Manarola por una pineda y una playa de la isla de Cerdeña. Y de nuevo no hubo mucho margen para la sorpresa: Venció la pareja Ángel Heras / Demelza Becerra, que lleva un historial que empieza a ser de dominio absoluto, con tres campeonatos seguidos en su haber. El dúo formado por Ana Gil Luciano y Ana Isabel Jimeno Jordà se encaramó hacia la segunda posición confirmando que la primera plaza en el Concurso de Ávila era el presagio de algo más gordo. Cristina López y Rocío Escribano volvieron a repetir el bronce, un resultado al que están abonadas en las tres ediciones en las que han participado juntas; y unos meteóricos Luis Pavón e Inma Pizarro se auparon a la cuarta posición consiguiendo además el premio a la mejor progresión con respecto a 2016, edición en la que habían quedado en la posición 20.

En lo que se refiere a la cantera de puzzleros española, el concurso infantil A para niños de 6 y 7 años fue ganado por Gabriel Moreno de Guadalajara, que montó en dieciséis minutos un puzzle de 100 piezas con cinco minutos de ventaja sobre el subcampeón Jorge Sánchez, de San Sebastián de Los Reyes. El infantil B para niños de 8 y 9 años fue vencido por la leonesa Naiara Acebo, que construyó un puzzle de 200 piezas en 33 minutos, con once de ventaja con respecto al segundo clasificado, la madrileña Jimena López. Y el Infantil C, para niños de 10 y 11 años, que es la antesala competitiva de “los mayores”, fue ganado por el daimieleño Rafael Torres, con un tiempo de 45 minutos para un rompecabezas de 300 piezas, que repetía título de la edición Infantil C de 2016 y la Infantil B de 2015. Habrá que estar atentos a su progresión.

Album Completo Imágenes

 

Please follow and like us: