Éxito de participación en el 2º Concurso de Puzzles de Viladecans

El Sábado 19 de Mayo de 2018 se celebró en los Jardines de Magdalena Modolell la segunda edición del Concurso de Puzzles de Viladecans, que nació en 2017 gracias a la iniciativa de la conocida puzzlera Pilar Varela, que deseaba organizar un evento puzzlero en su localidad de residencia. Viladecans es una población de aproximadamente 65.000 habitantes, situada entre Castelldefels y Gavà, flanqueada al Norte por los inicios del macizo del Garraf – que acaba justo en Sitges – y al Sur, por las kilométricas playas que acaban en la mencionada Castelldefels, además de parte del Delta del Llobregat y su Parque Agrario.

El evento, como en el año anterior, se celebraba al aire libre en un entorno muy tranquilo que los residentes en Viladecans utilizan para llevar a los niños a jugar y sacar a pasear a los perros. El “Parque de Los Pajaritos”, como se conoce popularmente a los Jardines de Magdalena Modolell, congregó a 40 parejas puzzleras dispuestas a desafiar al radiante sol y también al puzzle escogido para la ocasión: Un Educa de 500 piezas titulado “Valentine Art Scarp“, elegido expresamente para poner en más apuros de los habituales a los expertos, cuya imagen no era fácilmente clasificable en partes evidentes salvo en un 40% de la imagen. Este tipo de puzzles suelen nivelar más las fuerzas entre los participantes “velocistas” y los más “reflexivos” que no son tan rápidos, pero en contraprestación, gozan de un mayor instinto asesino para colocar a la primera cualquier tipo de pieza.

Teniendo en cuenta que entre los inscritos figuraba la pareja compuesta por la campeona de España en 2014 Mª Dolors Torra y su hermano Mateu, y las asímismo muy habituales hermanas Sonsona Torrent (vencedoras en la I edición del concurso de Viladecans de 2017), parecía que el triunfo se iba a dirimir entre esos dos dúos. Siempre teniendo en cuenta posibles ataques a la corona de los combos Quim Faig-Né Traoré de Gerona, Luis Berges y Ester Casorrán, los andorranos Meritxell Quintana y Javier Parra, Jimena Gordillo y José Luis Ludeña (masters de la web https://cronicaspuzzleras.com/, o posibles outsiders como Cristina Roura y David Sanz, o Jordi Capellades y Marc Capellades (maestro FIDE de ajedrez y subcampeón del Puzzle-Chess de Mas Guinardó de Barcelona en 2016), todas ellas parejas habituadas a pelear en los puestos de arriba; el evento prometía vivencias muy interesantes y emoción a raudales.

Y no nos equivocamos. Los Torra vencieron a siete minutos de las hermanas Sonsona Torrent el concurso, con un tiempo de 41 minutos y 19 segundos. Los andorranos Meri Quintana y Javier Parra se resarcieron de esa famosa pieza díscola del concurso de Premià de Mar de 2017, que les hizo quedarse fuera del pódium por un segundo, y finalizaron la prueba en tercer lugar con 54 minutos y 08 segundos, con la pareja de Luis Berges y Ester Casorrán pisándoles los talones a unos escasos 40 segundos y la pareja de Quim Faig y Né Traoré también metiéndoles presión a otro minuto más de distancia. Es decir, menos de dos minutos de diferencia entre el tercer y quinto puesto. Pero es que entre el quinto y el sexto también se produjo una batalla titánica, para más inri, en la misma mesa: apuntemos que dos parejas compartían la misma mesa. En principio, parecía que Cristina Roura y David Sanz iban a conseguir el último de los premios por mejor clasificación, pero en un tremendo empuje final, fueron Jimena y José Luis los que se impusieron in extremis, con unos escasísimos veintiún segundos de ventaja. Menos de una decena de piezas, para más señas.

El premio para la mejor pareja de más de 65 años (que se varió a “parejas con un componente de más de 65 años” porque si no, quedaba desierto), recayó sobre los conocidos Eugenio Conesa y David Martín de Puerto de Sagunto, habituales en concursos y eventos por toda la geografía española, que no finalizaron el puzzle, pero encajaron 337 piezas, 119 más que la otra pareja postulante a esta categoría: la de José Luis Deu y Charo Diéguez. Y los tres premios para las mejores parejas locales fueron a parar a Mari Delgado y Marc Celemín, puesto 17 en la general con un tiempo de 1 h 41 min y 18 seg; Neus Bargalló y Patrick Macario, puesto 19 en la general con un tiempo de 1 h 43 min 20 seg; y Juan Francisco Delgado y Laura Delgado, que encajaron 305 piezas después de las dos horas de tiempo estipulado para la prueba.

Finalmente, como guinda del sabroso pastel que se ofreció, se realizó un sorteo de una quincena de puzzles entre todos los participantes. En líneas generales, la jornada fue redonda. Se notaba en las caras de los puzzleros que habían pasado una gran mañana – eso sí, tal vez con el hándicap del calor que hacía – y con toda seguridad, para la tercera edición de 2019 se producirá un aumento de plazas ofertadas, con lo que el concurso de Viladecans empezará a tener una entidad propia dentro de las más de quince pruebas celebradas en Cataluña durante cada año.

 

Please follow and like us: