Las Exposiciones de Eduardo Soto

La exposición de Almazán de 2018

Quizás una de las vertientes puzzleras menos conocidas en España es la de las exposiciones. Como ocurría hace 20 años con los campeonatos, hasta la actualidad ha habido propuestas aisladas y esporádicas de reunir en un mismo espacio una colección de puzzles montados para puro disfrute de los aficionados. En Cataluña se tiene constancia de tres de estos eventos. El primero tuvo lugar en la población semicostera de Gavà a cargo de una aficionada jubilada sin relación con el mundo del puzzle social. La segunda corrió a cargo de la socia de AEPUZZ Pilar Varela, coincidente con la inauguración del I Concurso de Puzzles de Viladecans (pueblo vecino de Gavà, por cierto), campeonato que coorganiza con el director de esta revista. La tercera exposición se celebró en tierras gerundenses en el pueblo de Santa Coloma de Farners. La primera edición del concurso de Castejón, allá por el año 1997, también incluyó una muestra de rompecabezas de la época dorada de Educa, hoy muy buscados por coleccionistas. El dueño de la Librería-Papelería “Pergamino” Ángel López en la población albaceteña de Villarrobledo también organizó dos exposiciones para aderezar dos ediciones de su concurso, celebrado en 2013 y 2014. Finalmente, está la espectacular selección itinerante de Fernando Álvarez-Ossorio, que se ha podido disfrutar en el Campeonato de España de Madrid y en el Internacional de Valladolid, hoy sede del Mundial. 

Estas entregas en España han quedado recientemente rematadas por dos propuestas del natural de Almazán Eduardo Soto, socio de AEPUZZ desde 2018, que ha encontrado en su jubilación una vía para dar suelta a una afición que prendió en 1990. «Hace bastantes años estuve trabajando de panadero y después he estado algo más de 40 años en una fábrica de cartoncillo estucado. Recuerdo vagamente que de niño hice con mis hermanos pequeños un par de puzzles, pero no mucho más. En el año 1990 por una baja laboral me regalaron un puzzle de 6.000 piezas que conseguí terminar. Me faltó una pieza y la pedí al fabricante, pero en lugar de la pieza perdida me mandaron otro puzzle de 6.000 piezas, pero lo abandoné en aquel momento. En 2008, tras fallecer mis padres lo retomé, me entró el gusanillo y así hasta hoy. Cuando era más joven era aficionado a la pesca, pero actualmente los puzzles me absorben todo mi tiempo libre». 

«El puzzle más grande que he montado es el de 51.300 piezas con escenas de monumentos del mundo. Tendré hechas más o menos 700.000 piezas montadas».

Con el clásico de Educa “Vida”, protagonista de dos encuentros: Cercedilla 2008 y La Laguna 2016

«En los puzzles grandes cuento los meses que me ha durado hacerlos, pero no especifico las horas.  La única técnica que tengo es separar y separar. Separar por colores, por formas, etc. Los coloco en cartulinas y los tengo todos a la vista para empezar a encajar. Nunca he mezclado bolsas, ya que me llevaría mucho más tiempo. Le recomendaría a una persona que se inicia en este mundo sobre todo que tenga mucha paciencia y que no se desanime, ya que la satisfacción es enorme una vez terminado».

El paso a las exposiciones no fue inmediato. Como es muy habitual, el googleo es la puerta de entrada del aficionado del siglo XXI al puzzle social. Eduardo Soto leyó de casualidad una noticia en la prensa soriana sobre el futuro campeón del mundo por parejas Ángel Heras, que había participado en el encuentro de Algeciras organizado por su compañera competitiva Demelza Becerra. «Después mi hermana me informaba de lo que veía por internet, ya que por entonces no tenía mucho contacto con la red. Y fue así como me enteré de que había un grupo que se llamaba AEPUZZ que organizaba eventos y comencé a interesarme por todo lo que iban publicando. Fui a ver el encuentro de Mutilva que se organizó en 2018, para montar el puzzle de 42.000 piezas de Monumentos de Mundo. Ese día no me quedé a terminarlo, pero al día siguiente, cuando me enteré de que ya lo habían terminado volví a Mutilva para hacerme una fotografía con él. De allí, al primer Campeonato de España. No logré terminar el puzzle, pero fue una experiencia inolvidable. Me quedé impresionado por la cantidad de concursantes que había y las amistades que de ahí en adelante fueron surgiendo con compañeros de AEPUZZ».

«Mi primera exposición fue en el año 2018. Tenía bastantes puzzles hechos y no los veía montados enteros, porque los hacía todos por láminas de 1000 piezas aproximadamente (eran puzzles de más de 20.000 piezas cada uno). Un hermano mío me dijo que podría exponerlos para poder verlos todos montados, que era una pena que no pudiéramos disfrutarlos, ni nosotros ni todo el mundo. Le propuso al Ayuntamiento de Almazán que nos dejara un local para poder hacerlo. Yo al principio no me atrevía porque nunca había hecho algo así ni había visto ninguna exposición de puzzles, pero mi hermano me animó y no paró hasta convencerme a mí y al alcalde de Almazán. El alcalde nos ofreció toda su colaboración y un pabellón muy grande que se usa para las ferias de muestras y exposiciones, de 1.200 metros cuadrados. Hice la exposición con 280.000 piezas que más o menos eran las que tenía preparadas. Fue un poco complicado, el montaje de los tableros, preparar el montaje de los puzzles, enrollarlos en casa y desenrollarlos allí en el pabellón. Tuvo bastante aceptación. Me emocionó mucho todo el cariño y el interés que recibí de los vecinos y visitantes que acudieron a esta primera edición. La mayoría de la gente se admiraba de la paciencia que tenía y me preguntaban con curiosidad dónde podía montar puzzles tan grandes y dónde los guardaba. No se podían creer que los montaba sobre una mesilla de noche y que los guardaba todos en mi casa.  Para que se convencieran, acabé llevando unas fotos de “mi taller”, en mi habitación y de todos los puzzles que guardo enrollados también en mi casa». 

Fin del montaje del puzzle del III Concurso “Memorial Ángela Sagarra”, en Valladolid.

«En el año 2019 quise repetir y exponer bastantes más piezas, 583.284, sin contar los puzzles 3D, unos 30 aproximadamente, que por cierto eran los más apreciados por los niños.  También expuse el puzzle de 24.000 piezas “Vida” que está donado y expuesto de forma permanente en la entrada de las Piscinas Municipales de Almazán». 

«En esta ocasión pude contar con más difusión y acudió mucha más gente. Para esta exposición tenía un deseo, de contar con el rompecabezas de 40.320 piezas del 90 aniversario de Mickey Mouse. Este puzzle se hizo en un encuentro en el Bierzo; me lo cedieron gustosamente para esta muestra y fui a por él. En esta exposición acudió más gente, aficionados y miembros de AEPUZZ. Vino gente de Galicia, Madrid, Segovia, Logroño, lo que me alegró muchísimo, al ser personas que comparten mi misma afición y que ya conocía de otros concursos.

La ilusión que tenía y con casi todo preparado (carteles, regalos, el pabellón, todos los puzzles) para repetir la exposición el 23-24 de Mayo de 2020 compaginándola en esta ocasión con el primer concurso “Villa de Almazán”, no pudo ser por la crisis del Covid.  Además, con el concurso esperaba poder contar con más presencia de aficionados y socios de AEPUZZ y querría también contribuir a la difusión de esta afición tanto en Almazán como en el resto de la provincia de Soria, que hasta ahora no ha albergado ningún concurso ni exposición».

El encuentro de Mutilva 2018. Puzzle “La vuelta al mundo” de 42000 piezas.

«Otra ilusión que tengo es repetir la exposición, el planeado primer concurso “Villa de Almazán” y un encuentro para la realización de un puzzle de 54.000 piezas que acaba de salir al mercado, y que sería el más grande que se ha hecho en un encuentro de AEPUZZ. Tengo pensado hacerlo durante este año si todo va bien, pero todo depende de la situación sociosanitaria de ese momento por el Covid-19. Si no es posible hacerlo este año, lo celebraría cuando podamos retomar la normalidad. El 2020 no lo hemos vivido bien, ya que no pude asistir a 5 concursos a los que ya estaba apuntado, y me duele mucho no haber podido ir, a esos y a todos los demás que se iban a celebrar, como el Campeonato de España y el Campeonato del Mundo».

«Ahora mismo ya no estoy solo. Tengo varios familiares a los que he arrastrado a esta maravillosa afición. Y mi ilusión es llegar a hacer una exposición de un millón de piezas encajadas».

Please follow and like us: